Hay una realidad muy segura, a veces todos hemos tenido síntomas de ansiedad, preocupación y miedo. Estas pueden ser respuestas normales a determinadas situaciones. Por ejemplo, podrías preocuparte por una entrevista de trabajo, una enfermedad o por pagar una deuda.

Estos síntomas de estrés y ansiedad pueden darte conciencia de los riesgos y de lo que debes hacer en una situación difícil o peligrosa. Esta reacción, en la psicología se conoce como “lucha o huida”.

El cerebro humano responde a una amenaza o peligro liberando hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol. Incluso si el peligro no es real, estas hormonas causan los síntomas físicos de ansiedad. Una vez que la situación amenazante haya terminado, tu cuerpo normalmente volverá a la normalidad.

Pero si tienes un trastorno de ansiedad, estos sentimientos de miedo y peligro pueden ser continuos e interrumpir tu rutina diaria mucho después de que la amenaza haya desaparecido. Los síntomas de ansiedad y nervios pueden hacerte sentir que las cosas están peor de lo que realmente son.

La experiencia de cada persona con los trastornos de ansiedad es diferente. No todas las personas que padecen un trastorno de ansiedad experimentarán los mismos síntomas.

Las causas de la ansiedad y los trastornos de ansiedad pueden ser complicadas. Es probable que intervengan una combinación de factores, incluidos los motivos genéticos y ambientales.

Sin embargo, está claro que algunos eventos, emociones o experiencias pueden hacer que comiencen los síntomas de ansiedad o pueden empeorarlos. Estos elementos se denominan desencadenantes.

Cuando tienes más de 5 síntomas de ansiedad debes acudir a terapia

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

El síntoma principal del ataque de ansiedad es el miedo o la preocupación excesivos. Los trastornos de ansiedad también pueden dificultar la respiración, el sueño, permanecer quieto y concentrarse. Tus síntomas de ansiedad específicos dependen del tipo de trastorno de ansiedad que tengas.

Los síntomas comunes son:

  • Pánico, miedo e inquietud
  • Sentimientos de fatalidad o peligro.
  • Problemas de sueño
  • No poder estar tranquilo o quieto
  • Manos o pies fríos, sudorosos
  • Extremidades entumecidas u hormigueantes
  • Dificultad para respirar
  • Respirar más rápido y más rápido de lo normal
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • Evitar de forma intensa los objetos o lugares temidos
  • Boca seca
  • Náusea
  • Músculos tensos
  • Mareo
  • Pensar en un problema una y otra vez
  • Incapacidad para concentrarse

Si tienes síntomas de ansiedad, tu médico te examinará y te hará preguntas sobre tu historial médico. Es posible que realicen pruebas para descartar otras afecciones de salud que podrían estar causando sus síntomas. Ninguna prueba de laboratorio puede diagnosticar específicamente los trastornos de ansiedad.

Tipos de trastornos de ansiedad

Los síntomas crisis de ansiedad se pueden agravar si no recibes atención

Los síntomas de una crisis de ansiedad pueden ser angustiantes y debilitantes. Pueden contribuir a la pérdida de oportunidades educativas, laborales y presentar dificultades en las relaciones familiares y sociales.

Los trastornos de ansiedad pueden afectar la capacidad de una persona para trabajar, estudiar y participar en otras actividades. La recuperación de los síntomas de depresión y ansiedad es posible con el tratamiento adecuado. Existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, entre los cuales podemos mencionar los siguientes:

  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de pánico (y trastorno de pánico con agorafobia)
  • Desorden de ansiedad social
  • Fobias específicas
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno y síntomas de ansiedad generalizada
  • Tricotilomanía / dermatilomanía o comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo)
  • Acaparamiento.

Puntos finales sobre la ansiedad

  1. La ansiedad puede hacer que te sientas preocupado o asustado.
  2. La ansiedad puede causar síntomas físicos como latidos cardíacos acelerados o sudoración.
  3. Es una respuesta humana normal estar ansioso en determinadas situaciones.
  4. Es posible que tengas un trastorno de ansiedad si te sientes ansioso todo el tiempo o la mayor parte del tiempo.
  5. Puedes recuperarte de los trastornos de ansiedad.
  6. Hay muchos tratamientos y apoyo, están disponibles para ti.
  7. Tu médico puede ofrecerte un tratamiento que dependerá de tus síntomas y de la gravedad.

Los investigadores no saben exactamente qué provoca los trastornos de ansiedad. Una combinación compleja de cosas influye en quién la padece y quién no. Puede ser desafiante y frustrante vivir con un trastorno de ansiedad, la preocupación y el miedo constantes pueden hacer que te sientas cansado y asustado.

Recuerda que, con la atención y el tratamiento adecuados, puedes aprender a controlar tus síntomas y prosperar.

Es importante que recuerdes que con Mind Help no estás solo y que hay ayuda disponible en caso de que la necesites, en cualquier momento, a cualquier hora y en cualquier lugar. cuenta con psicólogos de confianza que pueden ayudarte.

¡Ponemos a tu disposición a los mejores Psicólogos especialistas las 24 horas los 365 días del año!